Inicio / Blog / Acné : Tratamientos para el acné en adultos

El acné en adultos es más frecuente de lo que se cree. Según los especialistas en dermatología, 1 de cada 20 personas mayores de 25 años, padece esta afección. La incidencia de este trastorno cutáneo es mayor en mujeres, más de la mitad de los afectados pertenecen al sexo femenino.

Considerada una enfermedad multifactorial, afecta principalmente a la zona del rostro y la espalda. Mientras que en los adolescentes suele aparecer en la denominada zona T del rostro (frente, nariz, barbilla) en los adultos es frecuente encontrarla en la zona U (laterales de la cara y barbilla). El acné es mucho más que un problema estético, su falta de tratamiento puede ocasionar un trastorno mayor. Es importante recurrir a un dermatólogo para que evalúe el grado y la clase de acné que se padece. Los productos para prevenirlo y curarlo, varían según el tipo de alteración hormonal.

¿Por qué aparece el acné en adultos?

A rasgos generales, se puede clasificar al acné en tres niveles; leve, medio y grave. Si el paciente presenta pocas pústulas, es un trastorno incipiente. Si los granitos y puntos negros o espinillas son considerables y además existen nódulos en las zonas afectadas, es una lesión de grado intermedio. El acné más grave cubre prácticamente la totalidad de la zona afectada y presenta nódulos e inflamaciones. Es importante conocer que, en los adultos, el acné puede aparecer por causas externas, como el estrés, una reacción a la ingesta de determinados alimentos o la aplicación de productos cosméticos. Las dietas altas en contenidos grasos y azucarados predisponen la aparición de esta enfermedad. La edad en la que suele presentarse el acné en adultos oscila entre los 30 y los 44 años.

Existen distintos tratamientos específicos, aunque todos requieren de una higiene rigurosa. La limpieza cutánea, no solo previene esta afección, sino que resulta fundamental para la curación. Es preciso recordar que los restos de células muertas obstruyen los poros provocando la aparición de granos y espinillas.

Para combatir el acné en adultos existen en el mercado varios productos y tratamientos, desde hormonales hasta dermatológicos. Es imprescindible recurrir al personal sanitario para que evalúe y recomiende los pasos a seguir para curar definitivamente esta afección.

Tratamiento Tópico, es el más utilizado en acnés de grado leve o medio. Consiste en la aplicación de productos compuestos por retinoides, ácido azelaico o peróxido de benzoilo. La combinación de estos fármacos suele dar resultados positivos y duraderos.

Tratamiento con LED, es una de las técnicas más novedosas, también llamada fotodinámica. Consiste en la aplicación de luz roja y azul sobre la zona lesionada. Si bien es un tratamiento que funciona en la mayoría de los pacientes con un acné grave o severo, requiere de la prescripción médica para evitar contraindicaciones como el acné Mallorca, popularmente conocido como la aparición de granos tras la exposición solar.

Tratamiento sistémico, es la administración de antibióticos por vía oral que combaten la infección generalizada y desinflaman la zona.

Tratamiento con anticonceptivos, este proceso solo se aplica en las mujeres que padecen un acné derivado de un desequilibrio hormonal.

La mayoría de los productos cosméticos para acné en adultos que se encuentran en el mercado son de venta libre y ayudan a prevenir la aparición de esta infección cutánea. Algunas cremas incluyen elementos como el azufre que actúa como un bactericida natural.

 

Web diseñada por RITMAS Informática - © 2018 - Padroderm S.L.

Utilizamos cookies propias y de terceros para Realizar un análisis de la navegación de los usuarios y proporcionar una mejor experiencia a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en este enlace ACEPTAR